Un viaje más

Hay mucha diferencia en venir escuchando música en el coche con un silencio dominando, a comparación de una platica sumamente interesante de una reseña de nuestras vidas, me inquieta saber quien hablará primero y sobre todo que ha de decir.

Quizás así se quedará hasta finalizar el viaje o solo es un momento repentino que acudió a tomar asiento en nuestro vehículo.

Somos dos y se siente la tensión de cinco personas, la incomodidad de cuatro, la mirada de tres, el orgullo de dos y la paz de uno. Mi familia son los cinco, cuatro despiertos, tres incomprensibles, dos sensibles, una ausente.

Hay mucha diferencia en sentir el aire acondicionado que enfría tus manos, a comparación del aire que golpea mi cara, ese que enfría mi corazón.

Hay mucha diferencia en viajar solo a viajar acompañado. Viajar solo es una paz interior magnífica, tranquiliza cualquier genio alborotado, es libertad en tus manos sobre el volante. Viaje acompañado te hace sentir parte de algo o de alguien, hacerte sentir importante por ser copiloto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s