Al rojo vivo

No miro a tu sombra, porque no quiero seguirla, si me pongo las pilas terminaría comiendo mis miedos, si quisiera acabar con mis molestias, lo habría hecho sin necesidad de estarme quejando. Trato de no vivir con enemigos mentales, mis versos son instrumentales provenientes de las mejores compositores y sus genitales. No me busques en mi casa, estoy escondido porque aún le tengo miedo a dejarme querer, si quieres un poco de mi pavor por favor toma asiento, yo solo haré mi estúpida carta, si vez que hablo solo, tranquilo. Necesito escuchar un opinión de alguien importante.

Si escuchaste mi nombre por la calle, debió ser un padre llamando a su hijo, quizás a mi debería llamarme mi padre, se supone que hace dieciocho años regresaría de cruzar la frontera, no me importa a estas alturas, aunque sigo padeciendo de vértigo. Seré ciego ante mis culpas, pero soy honesto en mis disculpas, si hago teatro no espero un consejo, espero que me comprendan las miradas del publico que están ahí debajo del escenario, porque ellos esperan una solución, y yo sin tener el guion a la mano.

Tengo la palabra en la punta de la lengua, pero me quede sin saliva. Esta es mi profesión narrar mi situación ante un publico, ellos viendo mi éxito sin tener en cuenta que la mariposa también fue un insecto, si el cielo llora entonces purifícate con su llanto.

Creo que perdemos afecto por el intelecto, pero también creo que uno ama mejor cuando se tiene ingenio, si la luna es de queso y el sol es una esfera de gas, tú eres real y yo soy un holograma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s