Amor ven y hazme tuya

Me comenzó a besar con intensidad, sus labios y los míos cada vez se sentían más calientes. Nos besamos tan fuerte que chocábamos con nuestros dientes, ella se monto encima de mí, esa es mi chica atrevida, sin necesidad de que se lo pidiera ya estaba pasando su dedo gordo por mi vagina, estaba sintiendo el cielo. Joder, el cielo media cerca de 6 cm, esos seis centímetros que necesitaba dentro de mí. Me empezó a seducir con la mirada, me ponía el dedo índice en la boca para que lo lamiera, como si no le encantará que lamiera su dedo con sabor a mis fluidos vaginales. Me comportaba como una perra, pero que puedo decir. Soy su perra.

La escuchaba gemir cada que pasaba mis manos desde su cadera hasta sus glúteos, cuando menos se lo esperaba le daba una nalgada y salían pequeños gemidos fuertes de su boca, lo disfrutaba y ella también. Amor, me haces eyacular rápido y sin percances, sabes como mover los dedos, siempre encuentra mi clítoris sin problemas, entre más rápido mejor se siente. Al besarme el cuello, dios… Juro que pierdo le maldito control, están bestial es la sensación que no sé cómo recompensar a mi amada. Bueno sí sé, gemir para que ella escuche que lo disfruto, me estimula su lengua, que no existe mejor evidencia que los arañazos que marco en su espalda.

Señor si el ser humano necesita sexo, entonces a mi dame una bofetada y jálame del cabello que esta noche quiero irme al infierno por fornicar contigo, vamos lame mis pezones y muérdelos, eso me moja… Mójame, pero con tu lengua, estoy en cuatro y te estoy esperando empieza por besar mi espalda, arrímate a mí, quiero sentirte cerca, déjame marcado tu aroma corporal, quiero oler mi cuerpo y saber que soy tuya.

Me encanta que me veas con perversión, que esperas para lamer mi vagina, solo te pido que lo hagas hasta venirme para ti, porque la única que merece beber de mi cuerpo eres tú, lame con fuerza, lame hasta que gima tu nombre. Por favor lame mi vagina, complace a tu mujer, eso es lo único que pido.

Es tan excitante verte desde aquí, ver que estas jugando con mi cuerpo que saboreas mi clítoris, que besas suavemente mis labios vaginales. Cada lamida es una sensación placentera sin igual. Yo tan caliente y obediente y tú tan dominante y sensual. Dios, con solo escribir esto estoy muy mojada, ojala estuvieras aquí. para oler mi cuerpo, siempre que me mojo tomas mis bragas y las hueles. Cariño ese olor solo tú lo provocas…

Solo tú…

Te extraño, extraño meter mi lengua adentro de ti, dios… Que sí no…

Si tu supieras las ganas que tengo de hacerte el amor, te juro que te hago venir mínimo unas 7 veces o más…

Pero mi parte favorita de tener sexo contigo es estar acostados en la cama y vernos exhaustos, porque en ese momento puedo apreciarte y decir:

Te amo, ojala nunca te vayas de mi vida. No hay nada más precioso y hermoso en esta vida que tu cuerpo desnudo, que no hay mejor cosa en este mundo. Te lo aseguro.

Posdata: El amor de tu vida.

 

 

Anuncios

2 respuestas a “Amor ven y hazme tuya

  1. Como se nota que si conoces a una mujer… Me encanta, todo es tan exacto, sigue así chico, tienes una nueva fan.

    me paseare por tu blog si no te importa jeje

    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s