¿Puedo limpiar la alfombra?

»No

¿Puedo limpiar las copas de anoche?

»No

Algunas están sucias, otras quedaron en el suelo. Ten cuidado no te vayas a cortar con los cristales, ellos no te han hecho nada. Tú los tiraste sin querer o eso pretendo entender.

Puedes levantarte del piso, y por favor ve a limpiarte la cara, con tantas lágrimas puedo ver cómo se corrió tu maquillaje. Es la quinta vez en esta semana que te tiras al piso a llorar. Podemos ir al súper a comprar comida, desde que estás sensible te has terminado todos los embutidos.

Por favor no vayas al baño a vomitar, el fontanero no regresará otra vez.

Deberías dejarte de cosas y deberías enfrentarme. No soy tu enemigo. Y antes de ser tú adversario, soy tu amigo.

Estoy cansado de tu actitud, puedes tan siquiera voltear a verme, ya no quiero ser el ayudante de la mujer que estoy dejando de amar.

Aclárame el panorama, porque yo solo veo tu desastre como persona.

Las rayuelas no son en balde, es solo que me permito seguir con esto, ya no quiero tus besos. Agradezco mucho la oportunidad de ser tuyo, pero rechazo el trabajo. Ya no eres mía, ya no soy tuyo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s