Plegaria

Le reze a su deidad, cuando nazca el sol sabré si su calor es real, en mis cojines se esconde el bosque de mis secretos, donde mis escritos están completos.

En mi alacena no hay hueco, cuando vea sus caderas sentiré alivio si pecó, mi instinto se revuelve entre mis intestinos, me habrá caído mal las malas acciones que realicé por simple deseo, entre sus labios es la ruta del paseo.

Mi enfermedad supera lo convencional, toda letra es intencional, estoy danzando fuera de este plano material, cuando el significado de la vida evolucione de lo conceptual, lograré explicar porque utilizó un sistema gramatical, para describir mi estado emocional.

Moriré en plena ceremonia, como mueren los días en mi colonia, me asomó si esta vez consigo fotografiar la otra cara de la luna, al ver llorar a mi otro yo, siento como la vida es solo una.

No soy una profecía, soy lo que mis pensamientos de anoche decían, mientras a mi padre ausente maldecían, cuando murió mi madre sentí como mi inseguridad crecía, pensé que de fortaleza carecía, mientras de dolor mi ser padecía, sin ganas de existir amanecía.

Desperdicio mi vida haciendo cosas que no me gustan, me veo bajo el aguacero de las nubes que sobrevuelan en mi cabeza, cuando sea fuerte podré mostrarme con delicadeza, soy un diamante cegado por su propia grandeza, pido por mi, ante el ser poderoso al que mi especie le reza

Escribir de noche, es dejarse el corazón en la mesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s